Animal Heroes » AdiósZoo HolaLibertad
English | Español

AdiósZoo HolaLibertad

Logo-ADIOS-ZOO

INTRODUCCIÓN

Los zoológicos modernos en el mundo y en México existen bajo los objetivos de conservación, investigación y educación ambiental sobre la fauna silvestre en general y en peligro de extinción, en donde el mantenimiento y confinamiento adecuado de los mismos se ha convertido en un aspecto elemental para el éxito y buen funcionamiento del mismo. Sin embargo, actualmente encontramos problemáticas importantes en la ejecución de estos tres objetivos, además de en la salud de los animales que albergan estos recintos.

PROBLEMÁTICAS

Problemática en educación

Algunas personas piensan que los zoológicos promueven educación sobre las especies animales que de otra manera no podrían ver. Los estudios realizados por Michael Kreger, del Centro de Información de Bienestar Animal en Estados Unidos (Animal Welfare Information Center), indican que la mayoría de los visitantes invierte solamente de 13 segundos a 2 minutos en el exhibidor del animal y sólo leen parte de la información sobre el animal visitado (Si es que el zoológico cuenta con información relevante del animal, o cuenta con un guía que brinde la información). Asimismo, algunas encuestas muestran que la razón predominante de las personas al visitar los zoológicos es sólo entretenimiento, no aprendizaje. Existe poca evidencia de que la información de educación sobre animales sea entendida y retenida con el objetivo de conservación en un futuro de los animales.

Adicionalmente, hay algo negativo en la currícula oculta de la educación en los zoológicos en México: el maltrato animal. Los  espacios son reducidos, inadecuados y sin enriquecimiento ambiental, los animales padecen estereotipias, comportamientos repetitivos sin un propósito observable, y comportamientos redirigidos, muestras claras de manejo inadecuado. Al observar esto, el público aprende que estas son maneras aceptables de mantener a los animales: fuera de su hábitat y en condiciones mínimas de salud física y mental, además de que aprende que el cautiverio de por vida es "adecuado". Esto se contrapone a campañas federales, como la de PROFEPA, en contra del maltrato y de la posesión de especies silvestres como mascotas.

Problemática en conservación

También, existen quienes defienden la existencia de los zoológicos por mantener animales raros, amenazados o en peligro de extinción, cuando sus hábitats naturales han sido destruidos. La conservación está definida por la NOM-059-SEMARNAT-2010 como la regulación de los animales, cuyas poblaciones endémicas se encuentran dentro de alguna categoría de riesgo dentro de la medida de control nacional. Así mismo, indica que la crianza en cautiverio sólo será con el objetivo de reintroducción, siguiendo con protocolos específicos. Sin embargo, un mínimo porcentaje de animales que son criados en zoológicos son reintroducidos, tanto por la falta de manejo adecuado, como por falta de programas de conservación y mejoramiento genético. También se reproducen animales que no sólo no están en peligro sino que no pueden ser reintroducidos en el país. En su mayoría, los animales criados en zoológicos o en otros tipos de cautiverio legal son vendidos, comercializados, donados o prestados a otros zoológicos, comerciantes de animales, subastas, ranchos de cacería, circos, granjas de recreación, y otros lugares donde lo único importante es el valor comercial de los animales.

Un caso icónico es el del recién fallecido Bantú, el único gorila de las montañas macho en México. Este animal planeaba ser trasladado al zoológico de Guadalajara con el objetivo de reproducirse. Sabemos que esta especie es endémica del suroeste de África (IUCN, 2016), por la que su reintroducción sería extremadamente difícil, pues se requiere de un estricto programa de manejo y enriquecimiento (Watts, 1991) , además de un traslado largo. Adicionalmente, la deficiente variabilidad genética de los 4 individuos de esta especie haría inviable un proyecto de conservación (Pierce, 2008) . Este caso refleja que la reproducción de estos individuos es únicamente para perpetuar su estancia en encierros, y no para colaborar con un proyecto real de conservación.

Problemática en investigación

Por investigación entendemos como aquéllos estudios científicos que pueden ayudar a entender comportamientos o características que no se conocen de ciertos animales y/o su relación con su hábitat, y que son esenciales para tomar decisiones en relación a su conservación.

Debido a su manejo, el comportamiento que exhiben los animales en cautiverio perpetuo no es el natural, es decir, típicamente observado en vida silvestre, ni normal, es decir, que promueve supervivencia y contribución genética apropiada en su situación. Por dicho motivo, la investigación de calidad que se puede lograr en cautiverio es limitada. Los resultados no siempre pueden ser traspolados a poblaciones silvestres, no siendo así posible relacionarlo con la conservación. Aquella información que nos sería más valiosa es sobre los efectos del cautiverio en la salud física y mental de los animales. Esto se comprueba con el famoso caso del estudio que se hizo en un zoológico suizo a lo largo de los años 30’s y 40’s en lobos en cautiverio (Schenkel, 1947). Tras este estudio, se concluyó que la organización social de los lobos era jerárquica lineal, y se creó el término del “macho alfa”. Se creyó que era así como funcionaba, y hasta se traspoló este resultado a los perros. Ahora sabemos que la organización social de los lobos es familiar, pero que aquélla manada estudiada en cautiverio había cambiado su organización social a jerárquica, que es más competitiva, debido a la limitación de espacio y recursos en las que se encontraban. El resultado errado de esta investigación tuvo consecuencias en el manejo, conservación y salud de lobos cautivos y silvestres, así como en animales de compañía.

Problemática en la salud de los animales

La actual evolución de los zoológicos ha dado paso a un nuevo concepto en la exhibición de los animales, así como un interés por la salud física y mental de los mismos mediante programas de nutrición, cuidado veterinario y enriquecimiento ambiental. Aunque este interés por la mejora en cuanto a las condiciones de los animales es válido, el cautiverio representa el mayor problema para los animales, pues hay ciertas necesidades que no se pueden satisfacer. Es bien sabido que aunque un animal tenga un programa de enriquecimiento adecuado, si su espacio físico es insuficiente, el animal no podrá estar en condiciones óptimas. El cautiverio perpetuo tiene consecuencias negativas para la salud física y mental de los animales.

La anatomía, fisiología y comportamiento de cada especie obedece un objetivo a cumplir en su existencia. Cuando los animales no cuentan con los estímulos necesarios para regular sus sistemas biológicos, se presentan respuestas fisiológicas y conductuales estereotipadas o anormales, así como problemas generales de salud (Mason y Rushen, 2006, Galindo et.al., 2004) . Estos estímulos son: el tamaño y complejidad de su espacio físico, posibilidad de interactuar con sus congéneres de manera sana, posibilidad de demostrar conductas naturales, uso de sus habilidades cognitivas para solucionar problemas que su hábitat natural presenta, y el uso de su tiempo en comportamientos que corresponden a estímulos.

Dos maneras comunes en la que los animales lidian con su ambiente inadecuado son estereotipias y comportamientos redirigidos. Una estereotipia es cualquier patrón de movimiento que es realizado en repetidas ocasiones, es relativamente invariable en forma, y no tiene una función u objetivo aparente (Mason y Rushen, 2006). Las estereotipias son una clara, y bien estudiada, muestra de malestar animal. Así mismo, se han observado otras formas de comportamiento anormal, como reingestión, regurgitación, coprofagia, autolaceración y aseo excesivo, suplementando comportamientos naturales de cada especie.

En cuanto a la parte fisiológica, encontramos que mantener a los animales en un estado de emociones negativas, miedo, estrés, causa una elevación en los niveles de adrenalina y cortisol, mismos que debilitan el sistema inmune, haciendo a los animales presas fáciles de infecciones bacterianas y virales que son más comunes en zoológicos con un alto número de individuos. Todo lo anterior lo podemos corroborar con el hecho de que mediante la aplicación del Programa Nacional de Inspección a zoológicos, al mes de octubre de 2014, la PROFEPA ha realizado el aseguramiento precautorio de 4,626 ejemplares de vida silvestre.

Problemática de trato indigno

Por trato indigno entendemos condiciones de evidente enfermedad física y mental, recintos de tamaño insuficiente de acuerdo a la especie, alimento y bebida insuficiente o inadecuada. Son muchas de las condiciones que PROFEPA describió durante la inspección a zoológicos en 2014. Esto podemos observarlo en los siguientes casos emblemáticos en el país:


El Club de los Animalitos

El 9 de marzo de 2015 PROFEPA visita y clausura este recinto con una colección privada en plena parte urbana de la ciudad de Tehuacán, Puebla, con más de 100 especies y más de 400 animales en un espacio de aproximadamente 1000 metros cuadrados, mostrando un alto grado de hacinamiento.


Yumká

Al primer trimestre de 2015 habían muerto 12 animales por negligencia. Todos los animales, incluyendo un rinoceronte, murieron por algún tipo de infección o parasitosis. PROFEPA visitó el recinto en Septiembre de 2015 para solicitar diagnóstico de todos sus animales, sin embargo continúan las negligencias. El pasado 24 de Mayo la tigresa Shakira sufrió de infección uterina avanzada y murío, misma suerte que corrió un puma el 21 de Junio de 2016.


Parque Regional Metropolitano Griselda Álvarez

Condiciones generales de suciedad, faltas al trato digno y respetuoso, animales enfermos y falta de educación al público. ANIMAL HEROES presentó una denuncia logrando el aseguramiento de 33 animales.

Problemática de ilegalidad

De acuerdo a un sondeo de PROFEPA en 2009, el 70% de los zoológicos operan bajo “amplios márgenes de ilegalidad”. Esto incluye falta de documentación que acredite la legal procedencia de los ejemplares, falta de planes de manejo, recintos inadecuados, medidas de seguridad al publico pobres o inexistentes, y trato indigno a los animales. Esto resultó en el incautamiento precautorio de 3 mil 107 animales. Estos datos nos indican que la legislación actual no es suficiente para manejar el alto número de ejemplares de fauna silvestre que se reproducen y comercian en el país.

PROPUESTA

Debido a las 6 principales problemáticas anteriormente expuestas, proponemos la transformación de los zoológicos bajo presupuesto estatal o federal, de acuerdo al tipo de espacio e instalaciones disponibles, en: 

Unidades de Rehabilitación y Reubicación de Animales Exóticos y Silvestres (URRAES)

Una URRAES es un espacio temporal de rehabilitación para animales silvestres y exóticos que han sido víctimas de maltrato, posesión o tráfico ilegal, o que ya no puedan ser cuidados por sus propietarios y hayan sido entregados a la PROFEPA o a la SEMARNAT.La estancia de los animales en una URRAES será limitado al tiempo que necesiten para recuperarse física y mentalmente para su desempeño sano y adecuado en un santuario o en su hábitat natural. Bajo ninguna circunstancia podrán ser reproducidos, regalados o vendidos los animales que hayan sido ingresados a una URRAES.

Las URRAES serán promotores activos de educación ambiental destinada a difundir información precisa y esencial para una real trascendencia en la información relativa a la concientización y respeto hacia los animales, a través de sus características físicas naturales y emocionales.

¿Por qué son necesarias las URRAES?

La PROFEPA, en su calidad de procuraduría, está desprovista de herramientas legales y presupuestales adecuadas que le permitan salvaguardar el bienestar de todos los animales en cautiverio. La conversión solucionará el problema de falta de espacios para depositar y rehabilitar a los animales decomisados a nivel nacional. Alejandro Del Mazo, ex-subprocurador de la Profepa, expresó sobre el tema: “…en el caso de los mamíferos, los tratamos de canalizar, pero es complicado, a veces los espacios en los zoológicos son limitados…”

Las URRAES, en contraste con los zoológicos, proporcionarán una educación real, significativa y trascendental sobre los animales y su naturaleza, así como la prevención de maltrato animal, tenencia y comercio ilegal. Las URRAES no sólo evitarán el maltrato físico y mental de los animales, sino que se regresará la salud a aquellos animales que la perdieron a causa del cautiverio. Las URRAES darán continuidad al compromiso de estados y municipios de crear unidades de rehabilitación para animales, tal como lo ha manifestado PROFEPA.

Objetivos de las URRAES

  • Servir como espacio temporal de evaluación y rehabilitación a animales silvestres víctimas de abuso, maltrato, posesión o comercialización ilegal.
  • Restablecer la salud física y mental de los animales.
  • Preparar a los animales que tengan la posibilidad de ser reintegrados a su hábitat.
  • Preparar a los animales que no puedan ser reintegrados a su hábitat para poder ser integrados a un santuario.
  • Servir como un recinto educativo donde la población pueda concientizarse sobre la historia natural de la fauna silvestre y exótica, la prevención del maltrato animal y la prevención de la posesión y comercio ilegal de especies.
  • Evitar la reproducción de especies exóticas con el fin de poner fin a la sobrepoblación de éstas en cautiverio perpetuo.

Ejemplos de URRAES existentes

Bioparque de convivencia Pachuca. Rehabilita fauna silvestre para su reubicación en santuarios de EEUU, particularmente grandes felinos.

Wildlife rehabilitation center. Centro de rehabilitación de fauna silvestre lesionada, discapacitada o abandonada en Minnesota, EEUU.

Greenwood wildlife. Centro de rehabilitación, readaptación y reintroducción de fauna silvestre en Colorado EEUU.

Le Nichoir. Centro de rehabilitación de aves en Gatineau, Canadá.

Alabama wildlife center. Centro de rehabilitación de fauna silvestre en general en Alabama, Canadá.

Centros de Conservación de Fauna Endémica (CECOFE)

Los CECOFE son centros de reproducción ÚNICAMENTE con el propósito de reintroducción; serán los únicos recintos del país donde sea posible reproducir especies exóticas y silvestres. Los CECOFE se centrarán únicamente en el objetivo de conservar y reubicar fauna endémica en peligro, haciendo así los programas más específicos y con mayores posiblidades de ser exitosos, sin fungir como proveedor de animales para venta.

¿Por qué son necesarios los CECOFE?

Los zoológicos actuales, bajo el objetivo de conservación, crean una sobrepoblación de animales silvestres en cautiverio perpetuo, de los que PROFEPA debe ser responsable legalmente.

México es un país megadiverso, vulnerable a la extinción de especies por efectos antropogénicos en el medio ambiente y al tráfico de especies. Proyectos exitosos de conservación y reintroducción pueden aliviar el estrés al que están sujetas estas poblaciones vulnerables. Los zoológicos actuales persiguen objetivos de conservación sin ser centros especializados con protocolos ni objetivos claros. La tasa de reintroducción va por debajo del 10%, lo cual no ayuda a los esfuerzos de la SEMARNAT y CONABIO de aumentar las poblaciones endémicas silvestres en peligro.

Objetivos de los CECOFE

  • xxxxxxxx
  • xxxxxxxx
  • xxxxxxxx

Ejemplos de CECOFE existentes

xxxxxxxxxxxxxxx

Santuarios

Los santuarios son espacios de vivienda permanente de especies exóticas y silvestres que, tras su evaluación en URRAES, se haya determinado que no puedan ser reintroducidos a su hábitat por discapacidades físicas o conductuales. Estos lugares otorgarán un espacio similar al que tendrían en su hábitat en términos de espacio, estímulos y socialización.

Los santuarios serán espacios de mantenimiento y educación. El establecimiento de estándares y protocolos puede ser guiado por la Federación Global de Santuarios Animales (GFAS por sus siglas en Inglés) y la Asociación Americana de Santuarios (ASA por sus siglas en Inglés)

Los principios fundamentales de los santuarios serán:

  1. Ningún animal podrá ser reproducido en un santuario.
  2. Los visitantes no podrán tener contacto con ellos, pues esto provocaría nuevamente un mensaje ambiguo de animales de compañía.
  3. Los animales no serán usados para ningún tipo de demostración o espectáculo
  4. Los animales no podrán donarse, venderse o subastarse, aún cuando hayan fallecido.
  5. Los programas de educación ambiental se centrarán en informar al público de la historia natural y ecología de los animales, así como en la concientización para evitar el maltrato, posesión y comercialización ilegal de fauna silvestre.

¿Por qué son necesarios los Santuarios?

El cautiverio en México se ha vuelto sinónimo de falta de bienestar para los animales. Pocos son los animales que, en cautiverio, pueden expresar comportamientos normales y naturales, para vivir una vida plena, especialmente aquéllos que han sido víctimas de maltrato.

Encierros como las URRAES representan un espacio insuficiente, especialmente para especies con grandes necesidades físicas o afectivas, como los grandes felinos o los primates.

Objetivos de los Santuarios

  • Proveer un área permanente con espacio suficiente para el bienestar de la fauna silvestre y exótica existente en el país.
  • Servir como un recinto educativo donde la población pueda concientizarse sobre la historia natural de la fauna silvestre y exótica, la prevención del maltrato animal y la prevención de la posesión y comercio ilegal de especies.
  • Evitar la reproducción de especies exóticas con el fin de poner fin a la sobrepoblación de éstas en cautiverio perpetuo.

Ejemplos de Santuarios existentes

Hasta Julio de 2016, la Asociación Americana de Santuarios ha registrado 38 santuarios tan solo en EEUU, acreditados con cumplir con los principios arriba mencionados, más algunos otros de índole administrativa. Algunos de los más representativos son:

Wild Animal Sanctuary. Santuario de carnívoros en Colorado, EEUU.

Project-Perry. Santuario de aves en Virginia, EEUU.

Forest Animal Rescue. Santuario de carnívoros y herbívoros en Florida, EEUU.

American Tortoise Rescue. Santuario de testudinos en California, EEUU.

Jungle Friends. Santuario de primates en Florida, EEUU.

Primarily Primates. Santuario de primates en Texas, EEUU.

Wolf Sanctuary. Santuario de lobos en Colorado EEUU.

Fauna Foundation. Santuario de chimpancés en Quebec, Canadá.