English | Español

Tauromaquia

¿Qué es la Tauromaquia? la Real Academia Española, lo define como el arte de luchar con el toro INCITÁNDOLO y esquivando sus acometidas hasta darle MUERTE.

Sustituye la palabra toro, por perro, o por gato, o por cualquier otro animal. Imagina por un momento que te dedicas a provocar a ese animal, a burlarte, y a torturarlo hasta darle muerte… O que lo celebras al verlo.

¿Qué sientes?

Problemática:

Benito Juárez dijo:

La protección de los animales forma parte esencial de la moral y cultura de los pueblos civilizados.

Los eventos taurinos intentan que veamos la tortura, sufrimiento y muerte de un toro, como parte cultural y festiva. Y que consideremos a los toros como seres diferentes a cualquier otro animal. Como si único destino del toro, fuese morir bajo una algarabía desalmada.

El profesor Fco. Javier Velázquez Sagahón (Univ. De Guanajuato) en su estudio “La Tauromaquia en México”, menciona que “para los ganaderos es más fuerte la búsqueda de triunfo que la de ganancia económica, y este triunfo sólo es accesible mediante el símbolo dominante de esta acción ritual.”

En pleno S.XXI, donde se promueve y defiende la igualdad, respeto y derechos de todas las razas y especies, no tiene cabida celebrar una fiesta con el sufrimiento y muerte de un animal.

Consecuencias

El Dr. humanitario y premio Nobel de la Paz, Albert Schweitzer, escribió:

Cualquiera que esté acostumbrado a menospreciar la vida de cualquier ser viviente, está en peligro de menospreciar también la vida humana.

Los eventos taurinos convierten a las personas insensibles hacia el maltrato animal. Y no lo decimos nosotros, lo dice el Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que ha expresado en su informe “Infancia sin Violencia”, el rechazo a que los niños asistan y participen en actos taurinos en México. La ONU señala que México debe adoptar las medidas necesarias para garantizar la prohibición de la participación infantil en escuelas taurinas y corridas de toros por estar consideradas como una de las peores formas de trabajo infantil, así como tomar las medidas necesarias para protegerlos, en su calidad de espectadores y aumentar la conciencia de la violencia física y mental asociada con la tauromaquia y el impacto que genera en los niños.

Para el Psicólogo Clínico Joel Lequesne (El procedimiento de la corrida: El Punto de vista de un Psicólogo de la educación) las consecuencias negativas de las corridas de toros para el psiquismo de los más jóvenes son:

  1. Efectos traumáticos: La reacción normal de un niño viendo un animal sangrando bajo la violencia de un ser humano es siempre por principio una reacción de rechazo, de apuro y de miedo. Es lo que como mínimo se espera de él. El niño preocupado por preservar la imagen se sus padres no tendrá más opción que negar a su vez la barbarie de la que habrá sido testigo. La psicoanalista Josette BENCHETRIT subraya también que “el niño necesita que su entorno familiar sea el ideal para no caer en la depresión. No es todavía un adolescente, no está en la edad de la rebeldía, y necesita un hogar estable. No puede por tanto dudar de que lo que hacen sus padres es bueno y es para su bien.
  2. Debilitación del sentido moral: la violencia del espectáculo de tauromaquia presenta con una caracterización bien definida: el niño descubre que el sufrimiento de uno es la condición necesaria para el goce de los demás.
  3. Perturbación del sentido de valores: Aunque ignore el derecho penal, el niño sabe muy bien que el maltrato y los actos de crueldad hacia los animales son moral y legalmente reprochables y sancionables. Testigo de tal espectáculo, el niño va a descubrir la fuente autorizada de una satisfacción sádica que creía justamente prohibida. En esta ocasión, se le va a proponer confundir su placer con el bien: “finalmente, el bien, es tan simple como lo que nos hace gozar”. ¿Cómo puede asimilar el hecho de que el espectáculo del sufrimiento y la ejecución de un animal sea presentada a la vez como una actividad autorizada, pública, festiva y sobretodo muy apreciada?
  4. Costumbrismo o incitación a la violencia: El informe de la experta del INSERM demostraba que la exposición repetida a escenas de violencia, disminuye la reacción de los espectadores. Se produce una habituación a la violencia, y se instala pasividad y apatía frente a gestos violentos.

La responsabilidad de los adultos es no exponer a los menores a actos de violencia, y mucho menos, imponer que lo vean como actos justificados y gozosos.

tauromaquia

Argumentos sobre Tauromaquia:

  1. Es Arte: si lo entendemos como la habilidad de realizar algo, sí, si es arte. Si lo entendemos como algo bello o estético, una acción violenta hacia otro ser, provocándole sufrimiento y muerte, dista mucho de ser algo bello.
  1. Es Cultura: si nos referimos a las pinturas y literatura en torno a la Tauromaquia, no es justificación. Los eventos que más pinturas, fotografías, literaturas, etc…generan, son las guerras. Y no por ello se justifica su existencia.
  1. Es Tradición: que se haya hecho a lo largo del tiempo, no lo justifica. Evolucionar implica romper con las tradiciones más crueles e injustas. Cómo se hizo en su día con la esclavitud, con los derechos de la mujer, con la represión a los homosexuales, o con torturas permitidas.
  1. El toro de lidia desaparecerá: el toro de lidia es el resultado de un proceso de selección artificial, basada en la observación del comportamiento del toro (Dossier de Prensa, Unión de Criaderos de Toros de Lidia), por lo que no encontramos justificación para la crianza de un ser artificial sólo para torturarlo. Pero es que además, sólo el 6.5% de los toros de lidia, se destinan a las corridas, y por cada animal lidiado es necesario mantener 15 cabezas de ganado de lidia (Dossier de Prensa, UCTL) el resto es para consumo, u otros fines. La alternativa más apropiada es dejarlos en libertad, como animales salvajes, y no pretender que su destino dependa de la “bondad” del hombre.
  1. El toro de lidia tiene una vida de lujo: la vida promedio de un toro es de 28 años. La Unión de Criaderos de toro de lidia menciona textualmente lo siguiente: “…hacen del toro de lidia un producto perecedero a los 6 años de edad”. Es decir, si hacemos el símil con un humano promedio, un toro salta al ruedo a la edad de un niño de 16 años. Pensar que un niño de 16 años, ya ha vivido lo suficiente.
  1. Es una lucha de igual a igual: el torero aprende a matar a un toro durante muchos años antes de enfrentarse a un toro por primera vez. El toro, es la primera vez que se enfrenta a un torero. Si el toro fuese entrenado, no cedería a los engaños del torero. Y entonces sí sería una lucha de igual a igual. Además, el toro se enfrenta él sólo al torero, a los banderilleros y a los picadores. Todos ellos con armas que hacen desigual la lucha. Una lucha que es completamente innecesaria para la supervivencia del hombre.
  1. El toro es bravo: el toro es herbívoro, por lo tanto no sabe cazar. Vive en jerarquías y son territoriales. Sólo atacan cuando se ven amenazados (como cualquier animal). De repente se encuentran fuera de su territorio, de su manada, encerrados, y sufriendo doloroso ataques. Es su instinto defenderse. Y aun así, tienen que pasar una selección antes de que lo lleven a la plaza, porque en su naturaleza no está atacar, sino defenderse.
  1. La tauromaquia crea muchos puestos de trabajo: sólo el 6.5% de los toros de lidia van al ruedo. No hay corridas todas las semanas en ninguna ciudad, por lo que salvo algunos matadores de toros más reconocidos, el resto de los actores no viven exclusivamente de la tauromaquia. Según Francisco Javier Velázquez Sagahón, Profesor-investigador de la Univ. De Guanajuato, llegó a la conclusión en “La Tauromaquia en México” que no es rentable la tauromaquia en México, y que para el ganadero es más fuerte la búsqueda de triunfo que la búsqueda de ganancia económica.
  1. A quién no le guste que no vaya: a quién no le guste la esclavitud, que no tenga esclavos. A quién no le guste la tortura en la plaza del pueblo, que no vaya. A quién no le guste las peleas de perro, que no vaya. Cuando hay vidas de por medio, no es cuestión de gustos.
  1. El toro no sufre: nos vamos a remitir a la Declaración de Cambridge sobre la Conciencia, (7 de julio de 2012) dónde científicos como Stephen Howking afirmaron lo siguiente: “Decidimos llegar a un consenso y hacer una declaración para el público que no es científico. Es obvio para  todos en este salón que los animales tienen conciencia, pero no es obvio para el resto del mundo. No es obvio para el resto del mundo occidental ni el lejano Oriente. No es algo obvio para la sociedad.” El Doctor Veterinario José Enrique Zaldívar Laguía, en su ponencia en el Parlamento Catalán, terminó su intervención con la siguiente frase: “Observe cómo sale el toro a la plaza, y como termina su vida, y si todavía alguien puede pensar que este animal ha sido capaz de sentir placer en algún momento de la lidia, pongo mi título de Licenciado en Veterinaria a disposición de los órganos colegiados que regulan mi profesión.”

Encuesta

 

EN CONTRA70%

¿A favor o en contra?


En México, 7 de cada 10 encuestados, están en contra de las corridas de toros. (Parametría 28 Nov 2013)

 

HAY MALTRATO79%

¿Crees que hay maltrato?


Casi el 80% describe las corridas como un evento donde se maltrata animales. (Parametría 28 Nov 2013)

 

SANCIÓN90%

¿El maltrato debe sancionarse?


El 95% están de acuerdo  en que se sancione a quienes maltrate a los animales. (Parametría 28 Nov 2013)

Marthing Luther King dijo:

Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos.

Es momento de dejar de ser indiferentes y de levantar la voz en contra del maltrato animal. #CambiaAlMundo #SéUnHéroe y luchemos juntos por un #MéxicoLibreDeTauromaquia