sindrome de noe

Cuando el rescate se convierte en maltrato: Síndrome de Noé

Imagen de portada: Unsplash

¿Te imaginas tener 30 perros viviendo en tu casa? ¿Podrías darles la atención a todos? Por mucho que amamos a los animales hay límites entre la compasión y la negligencia. De otro modo podríamos padecer el Síndrome de Noé.

El Síndrome de Diógenes es un trastorno en donde una persona acumula una cantidad exagerada de objetos. Cuando la persona acumula específicamente animales estamos ante una variante conocida como: Síndrome de Noé.

El Síndrome de Noé consiste en la acumulación atípica de animales de compañía. A estas personas se les conoce también como acumuladores de animales. Quienes presentan este trastorno de comportamiento se caracterizan por:

  • No brindar condiciones de higiene a los animales
  • Incapacidad de cuidarlos y alimentarlos
  • Carecer de refugio adecuado
  • No darles atención veterinaria oportuna

Existe el estereotipo de que los acumuladores de animales son personas mayores, sin embargo, este trastorno no respeta edad, género, ni estatus económico. De acuerdo con el Consorcio de Investigación de Acumuladores de Animales (HARC), la persona que padece el síndrome de Noé puede ser niño, adulto, mujer, hombre, con o sin pareja.

¿Qué tipo de animales son las víctimas?

Casi cualquier animal puede ser víctima, sin embargo hay una tendencia a que éstos sean animales de compañía como perros, gatos, conejos o aves. La mayoría de los casos se concentran en una sola especie.

Diferencia entre acumulación y rescate de animales

Es común que cada vez haya más personas que rescaten animales de las calles, los rehabiliten y den en adopción, ya sea a través de una asociación o como rescatistas independientes. Esta es una tarea muy altruista y necesaria para ayudar a la sobrepoblación de animales. Pero cuando la persona no puede hacerse cargo de los animales ni de sí mismo, estaría incurriendo en maltrato. En muchos de los casos,  la persona con Síndrome de Noé no acepta que está siendo negligente y no se da cuenta de la realidad.

¿Cómo viven los animales de un acumulador?

En ocasiones, son tantos los animales en un espacio reducido, que se agreden y lastiman sin recibir atención veterinaria. Se han documentado casos en donde los animales conviven entre cadáveres y excrementos creando así un problema de salubridad.

La cantidad de animales a atender sobrepasa la capacidad de la persona que los resguarda que dejan de recibir alimento suficiente y se llegan a dar casos de canibalismo para sobrevivir.

¿Qué sucede con el acumulador y los animales?

Ante un caso del Síndrome de Noé, lo mejor es llamar a las autoridades para que garanticen atención oportuna a las personas y los animales.

#TutorResponsable #SalvaVidas #AnimalHeroes

Leave a Reply